Hace un año...

A fines de diciembre del 2004 pensaba en la lista de cosas por hacer para este 2005. De más está decir que con suerte he cumplido la mitad. Pero comencé algo que no tenía presupuestado...este blog, que cumple hoy un año.
Es cierto que no he escrito todo lo que ha pasado en estos 365 días...porque soy pudorosa. Pero hubo momentos en que sirvió de desahogo. Cuesta recordarlos todos y me habría gustado ser más constante. Pero el trabajo se interpone muchas veces y este año ha sido duro, de mucha responsabilidad, de cambios, de adaptarse y crecer.
Pero no todo fue trabajo y estrés. Este año por fin conocí Pomaire. Vi mucha tele...enganché con Lost y Desperate Housewives, a las que hoy se unen Médium y Commander in Chief. Ahora en un televisor de 21 pulgadas. Conocí la identidad de “Deep Throat” e intenté que me gustara el té. Todavía lo estoy intentando. Hice yoga, pero ha sido imposible dejar mi adicción a las ramitas de queso. Sufrí la mudanza de oficina, pero todo cambio es para mejor y hoy tengo mi propia oficina con paredes. Cumplí dos años con Chris, que me regaló un iPod rosado del que no me he podido despegar. Volví a comer dulcitos Pez . Descubrí que ahora me gusta el ceviche, el pebre y los porotos granados. Por primera vez en mi vida, tomé vacaciones a mitad de año y me fui a las termas. Fui a escuchar a Moby, Avril Lavigne y me quedé con los crespos hechos con Gotan Proyect. Una vez más, la campaña electoral me sacó de mis casillas y ahora, para rematar, nos tenemos que repetir el plato.
Pero, además, a través de este blog me contacté con gente que no veía hace mucho, y conocí a otros que me encantaron con sus historias y me emocionaron con sus comentarios. Es un mundo nuevo que quiero seguir explorando. Y espero darme el tiempo para ello, para soltar la mano y hacer una de las cosas que más me gusta en la vida: escribir.
Así pasó volando este 2005. Y lo termino reencontrándome con mis amigos viajeros. La Cata, mi hermana Ceci, Gus y Hans, a quienes veré en un rato. Los echaba de menos y ahora no quiero que se vayan. Pero la vida sigue y queda poco para el 2006...estamos ya en cuenta regresiva, pensando en las tareas pendientes y leyendo artículos sobre cómo lograr éxito con las metas propuestas (es verdad, lo leí en La Tercera). Yo sólo quiero vivir más, respirar más, conocer más, disfrutar más. Y continuar escribiendo este blog, colocar en él lo que se me venga a la cabeza. Para mí y para quien quiera leerlo.

Comments

Pienso en ti said…
Te visito.
Pamela said…
Que lindo post Karen. Te felicito por todo lo que lograste en el 2005 y especialmente por tu blog. Sin el creo que habria sido mas dificil que nos volvieramos a encontrar. Un super abrazo a la distancia.
Pamela
Bueno, lo mejor parece ser que el balance de todo es positivo y estás feliz .... y a proposito de Pomaire estoy triste porque se rompieron unos adornos que había comprado y envalado con tanto cuidado, pero que no resistieron las caídas que probablemente sufrió mi maleta entre Santiago, Toronto y Frankfurt. Al menos me comí la empanada de 1/2 kilo y estaba exquisita .... espero que tú 2006 sea aún mejor, pleno de éxito y prosperidad. Saludos desde la nevada Alemania.
Ceci said…
Nunca he sido buena para los balances, pero no me cabe duda que el habernos reencontrado ha sido la mejor manera de culminar un año ya bueno. Además que conocí a Chris y tu depto. y colaboré con adornito para que mis futuros sobrinos cuelguen.

Popular Posts