Mundo PEZ


posted by Karen

7 comments














El viernes pasado me reencontré con PEZ. Lo más curioso es que, el día antes, había estado pensando en encargarle el dispensador y los dulces a mi amiga Cata, que vive en Nueva York. Pero no fue necesario. Vitrineando antes del fin de semana largo, me encontré con que los dulces PEZ (yo les decía dulcito PEZ) han regresado en gloria y majestad.
Lo primero que hice fue llamar a la Nata para contarle y ante mi necesidad de compartir el hallazgo...porque debo decir que retrocedí al menos 15 años al volver a probar esos dulces. Me recordaron mi infancia, ese verano inolvidable en Algarrobo con mis primos, durante el cual también comíamos chicles Freshen-Up y comprabamos "guaguitas" en la playa.
El último vestigio de PEZ en mi casa fue una cabeza de viejo pascuero, que era parte del dispensador, y que luego fue uno de los adornos del árbol de navidad por varios años. Y navegando varias páginas de coleccionistas, encontré la foto de mi otro dispensador. Era un pollo amarillo con sombrero y en una cáscara de huevo rosada. Eso me emocionó.
En países como Estados Unidos y Japón, los dispensadores se coleccionan. Según un artículo que me envió la Nata, existe un movimiento PEZ. Pueden verlo en http://www.pezcentral.com/. Además, estos dulces nacidos en Viena en 1927 fueron en buena parte los impulsores de eBay. Hay convenciones, libros y también formas de diferenciar los dispensadores, por fecha de creación y también por el país en el que fueron fabricados. Sólo en Estados Unidos se consumen 3 billones de dulces PEZ al año.
Existen cerca de 300 dispensadores diferentes, desde Hello Kitty a Charlie Brown y el Extraño Mundo de Jack. El mio es el burro Igor de Winnie the Poh (promocionando la pelicula del Efelante). Hay algunos que se rematan por uS$ 500 en eBay. Asi es el Mundo PEZ.

7 comments