Pequeños peces

Dicen que el pez grande se come al chico. Desde ayer que me siento así. Pagando la inexperiencia. Dicen también que uno aprende de los errores y las caídas. El problema es que eso uno lo ve mucho tiempo después. Las lecciones de la crisis. En este momento, estoy tan quemada que renunciaría. Hay días en que uno no debería salir de la cama. Hoy es uno de esos días. Don't ask.

Comments

Pamela said…
Me he sentido así varias veces, me ha dado rabia, pena, he llorado y pataleado. Pero al final creo que lo más importante es tener la tranquilidad de la conciencia limpia, la tranquilidad de ser una buena persona (que no muchas personas la tienen jijiji). Mira la columna de hoy de la Consuelo Aldunate, quizás te saca una sonrisa... Un abrazo.
Ceci said…
¿Pero amiga, qué pasó?, ¿A quién hay que pegarle? Y me dio rabia a mí también y lo peor es que ni sé bien por qué.
Uhm! qué me queda por hacer, más que "mandarte" fuerza para levantarte, para que no te dejes abatir y trates de controlar nuevamente la situación. Uno no es infalible y hasta los seres que uno piensa más perfectos se equivocan ... y después de todo no hay nada que no tenga solución o esté irremediablemente mal. Saludos y animo!
Paz said…
Querida Karen, me ha pasado asi que entiendo perfectamente como te sientes, las ganas de gritar, patalear y llorar de rabia frente a una injusticia, y sin embargo tener que contenerse. Fuerza. Se que es un cliche, pero Scarlett O'Hara tenia razon cuando decia "Tomorrow is a new day..."
un fuerte abrazo
Paz

Popular Posts