This Damn Shoes

Tal vez no pueda pasar por la vida con la gracia de Carrie Bradshaw, subida arriba de sus Manolos de 400 dólares y 10 centímetros de taco. Tal vez tengo que conformarme. Miro mis pies repletos de parches curitas y estoy odiando el minuto en que decidí volver a la casa, y cambiarme de zapatos. Son lindos, me costaron caros, pero no se por cuánto tiempo más pueda soportarlos. Toda mi atención está puesta en ellos...
Si voy a hacerme un café, apenas puedo caminar hacia la cocina...Si quiero ir a buscar una fotocopia, voy cojeando. ¿Por qué sufrir tanto y sin fundamento?
Me acuerdo de esa canción que dice "This boots are made for walking". This shoes aren't. Seguramente cualquier mujer que lea esto va a entenderme. Y va a entender también por qué escribo sobre algo tan banal...pero el tema me tiene de mal genio y voy a estar pendiente de eso durante todo el día. Hasta que tome un taxi, me vaya a casa y los tiré lejos y al fondo del closet. Bueno, tirarlos no porque igual son bonitos. Además, ya estoy pensando que, a lo mejor la próxima vez que me los ponga, no me hagan heridas en los pies...¿quién entiende? Cosas de mujeres.

Comments

Ceci said…
Yo te entiendo!!!!

Pero, claro, soy mujer ;-)
Roberto said…
También te entiendo, sobte todo si los Manolos son rojos.
Tienes que leer un blog:
http://manoloshoes.blogspot.com/
Es en inglés, no es de Manolo Blahnik, ok? pero es divertido, tiene tips de moda y pela los zapatos de los famosos. Muy comentado y linkeado en el mundo blogger. Buenas fotos de zapatos, poco texto, pero ácido.
Recomendable.
Karen said…
Ojalá hubieran sido Manolos...someday someday.

Popular Posts