Media estación


posted by Karen

5 comments

Hace varios días que siento que me voy a resfriar. Amanezco con la garganta apretada, tengo tos y me duele la cabeza. Pero el resfrío todavía no se declara. Según Chris, son los cambios de temperatura.
Pero yo pensaba que me siento como el tiempo. Desordenado. Cambiante. Un día hay 29 grados de calor, al otro amanece nublado y anuncian lluvia.
Así, hay días que amanezco con ánimo y otros en que sólo quiero quedarme en mi casa, abrigada y tapada con un chal, mirando reruns de Sex and The City y tomando algo calientito. Esos días son mayoría.
Siento que todo es caótico. Mi escritorio, mi clóset, el trabajo, mi cabeza.
El fin de semana realicé uno de esos actos que me dejan medio desanimada. Sacar la ropa de invierno y guardar la de verano. Me encanta la ropa de invierno, los sweaters gordos de lana, las bufandas... pero en esta época, que no es ni chicha ni limonada, uno se siente o, demasiado abrigado o, demasiado livianito de ropa. Después de muchos años, entiendo la obsesión de mi tía Maritxa por ver el informe del tiempo.
¿Será inconformismo? Nunca poder sentir que está “todo bien, todo en orden”...siempre falta algo. Siempre hay algo inconcluso.Ahora sólo quiero que llueva...que se limpie todo. Tal vez mi cabeza se calme...siempre se calma con la lluvia. Necesito aire, necesito el sur.

5 comments