La familia


posted by Karen

8 comments

Siempre soñé con tener una familia “achoclonada”. Todavía lo sueño, lo que es evidente viendo el post anterior. Pero soy hija única de padres separados. Y mis tíos y primos jamás han sido aclanados. Para qué estamos con cosas, yo tampoco hago demasiado por unir a la familia. Cada uno vive su vida. Para qué hablar de mi familia paterna. De Corleone, no tenemos nada.
Curiosamente, el fin de semana pasado los Lanchares nos reunimos en Viña. Por fin alguien se movió y decidió juntar a tíos y algunos primos en el Estadio Español. Así es que, con paella incluida, conocí a la parentela de mi mamá. Tíos que venían de Buenos Aires, el resto vive en Viña y sus alrededores...de todos ellos, sólo recordaba a dos.
Fue entretenido verlos, conversar con ellos, saber de sus vidas y que supieran de la mía. Quería mirar sus caras y encontrar parecidos entre ellos y mi mamá.
Pero lo que más me emocionó fue conocer a la única hermana de mi abuelo Julián. De los que llegaron a Chile, ella es la única Lanchares original que está viva. Una tía abuela con una sonrisa preciosa, dulce, con su pelo gris y su voz suave. Fue tan lindo abrazarla. Sabía perfectamente quién era yo y qué hacía, siendo que yo la saludé prácticamente sin saber quién era. Mi abuelo murió hace casi 16 años y verla fue como estar con él. La miraba y trataba de encontrar a mi abuelo en ella.
Regresamos a Santiago tras un día intenso y demasiado caluroso para el mes de abril. Contentas de haber podido reunirnos con los parientes después de tantos años. Con la promesa de que no pase tanto tiempo para que volvamos a vernos. Y de verdad espero que se cumpla.

8 comments