Bienvenido otoño


posted by Karen

7 comments

Hoy comienza el otoño. Las noches son más largas, el aire se enfría y los colores se tornan anaranjados. Me gusta esta época, aunque a nadie le guste excepto a mi. Siento que las cosas se renuevan, que queda poco para sacar las bufandas y quedarse el domingo en la tarde viendo una buena pelicula, acurrucado y con una rica taza de chocolate en las manos.
El sábado fuimos a Mallarauco, al cumpleaños de una tía de Chris. The Simple Life. Lejos de Santiago, una hora por lo menos, me sentí como protagonizando La Granja. Tan santiaguina a veces, aunque me crea bucólica y añore vivir en el campo. Pintando platos y escribiendo en la cabañita de nuestros sueños.
Todo había sido preparado por ellos. Jugos naturales, queso de vaca prensado, pan amasado y otros de distintos sabores. Pan de aceitunas y de linaza. Había fuentes repletas de fruta. Uvas, pomelos y naranjas. La prima de Chris -y "patrona" del fundo-, hace el queso y el pan. Y doma a los caballos que luego irán al rodeo. Me despedí de ellos con un ramo de girasoles maravilloso en las manos, que llegué a poner sobre el baúl del living.
Regresé a Santiago a dormir, cansada de puro comer y ver a los caballos corriendo. Arrebatada seguramente por el aire puro. Allá en el campo todavía era verano.

7 comments