No estoy

Estoy a pocos minutos de comenzar a hacer mi maleta. En un par de horas me voy al sur, a las termas, a no hacer absolutamente nada más que nadar, dormir, comer, leer y pasear. Tengo la parka que me prestó la Cecilia, el transfer pedido que me pasará a buscar a las 6.30 am (horror), y toda la ansiedad que puede provocar un viaje, aunque sea corto.
Pero apenas son cuatro días. Pienso en el hermano de Chris, su señora y sus dos hijas, que en estos momentos deben ir volando rumbo a Alemania. Para siempre. O al menos por unos buenos años. Comenzar una vida nueva desde cero, dejando tantas cosas. Mejor dicho, dejando tanta gente.
Ellos vendieron todas sus cosas. La casa, los muebles, los libros. Y me pregunto si yo sería capaz de desprenderme de todos mis recuerdos, si con el cambio de casa apenas pude regalar un par de peluches que tenía guardados. Se llevan su ropa, algunas fotos, el notebook. Pero están juntos, unidos, caminando hacia el mismo lugar. No hubo dudas en eso. Y eso, en cierto modo, tranquiliza a los que se quedan acá.
En pocas horas yo iré volando hacia el sur. Y para irme sólo por cuatro días, hice una lista de cosas que tenía pendientes antes del viaje. Comprar el remedio para la alergia, dejar pagadas las cuentas, lavar las sábanas, hace el aseo completo de la casa... Muchas veces le he preguntado a Chris si se iría a Alemania a buscar nuevos rumbos. Pero están los papás, la gente que queremos y que no veríamos sino año por medio. No es fácil. Me siento culpable si dejo de llamar a mi mamá un día, no sé si podría dejar de verla por 365 días. Aunque ir a Europa signifique todo un mundo de posibilidades. En algún momento estuve lista para ir a Estados Unidos a estudiar y lo dejé pasar. No pude. Ahí me di cuenta de que había otras cosas que yo quería. La diferencia es que ahora no me iría sola.
El viejo continente nos espera dentro de poco, cuando vayamos a ver a Rolf y su familia. Por ahora, me espera Puyehue. Lejos del computador, de Internet, de los diarios...aunque echaré de menos a mi Chris. No me podré alejar de mi celular.

Comments

Nata said…
¡¡¡Amiga!!!
Lo único que me consuela es lo bien que debes estar pasándolo y en lo relajada que vas a volver, porque pucha que te extraño!! Y aunque sé que me basta agarrar el teléfono y llamarte, y sólo son nueve días (contando los fines de semana) voy a ser muy feliz cuando en el messenger "Karen" salga "Disponible". Un beso enorme y disfruta esta escapada. Te adoro.
N.
Que suerte la tuya ... yo no tengo para cuando descansar ... así es que a Alemania se viene el hermano de Chris ... pobrecito con el despelote que se encontrará :-) aunque al menos llamar a Chile es muy barato, casi como llamar entre dos ciudades alemanas ... Ojala que les guste. Pero por los nombres pareciera que ellos fueron medios germanos o? Así es que no deberían tener problemas. Dónde llegan si es no es mucha la indiscreción. Les puedes dar mi e-mail y cuernofono por si necesitan algo. Salu2
Andres Palma said…
Karen,

Asi que de vacaciones eh? Que bien me parece! Nos estaremos escribiendo a la vuelta, disfruta de las termas que son exquisitas

Andres
Paz said…
Ojala que lo pases muy bien. Puyehue para mi es un lugar de ensuenio: se me ocurre que el cielo debe tener lugares asi. A proposito, para mi gusto lo mejor de Alemania son los kuchenes, y de esos hay muchos en Puyehue... asi que a comer y a relajarse mucho! Postea alguna fotito (o una receta de kuchen!).
Un gran abrazo,
Paz.
Ceci said…
¡Descasando por fin! Ya era hora. Me alegro muchísimo, Karencilla, aunque no me alegra saber que Alemania parece estar en tu lista de prioridades de visita antes que Canadá. ;-)
Hablando en serio, amiga, cuando uno se va, todo lo que necesita llevarse son los recuerdos, esos que caben en el corazón. El resto es de algún modo reemplazable, olvidable, desechable o incondicional. Cuando me vine, por ejemplo, jamás pensé que podría vivir lejos de mi familia por más de tres meses seguidos. Y ya van tres años. Y se sobrevive sin problemas. Con mucha melancolía a veces, pero con muchas cosas buenas también. Supongo que debe ser más fácil cuando estas con quien amas.
Ceci said…
Yo sé que ya estás…Tus fieles seguidores esperamos novedades.
Pamela said…
Karen??? Karen Rosenthal??? La misma con la que fui al concierto de Oasis en San Carlos de Apoquindo en 1998??? No lo puedo creer!!!! Han pasado 7 años desde que nos dejamos de ver... yo volvi a Conce y tu seguiste en Santiago. Despues yo volvi a Santiago y llame al numero de tu departmaneto pero ya no vivias ahi..
Por lo que leo te vas de vacaciones, ojala a la vuelta me puedas escribir para ponernos al dia.. dificil mision, pero vamos a poner a prueba nuestra capacidad de sintesis.. jajajajaj.
Yo estoy viviendo hace 3 meses en San Diego,CA, y la verdad es que ha sido una experiencia de vida "extrema", un verdadero reality, como le digo a mi mama...
Pero, ya tendremos tiempo para hablar de eso.

Un gran gran abrazo, escribeme!!

Pamela Riquelme
MSN: pameriquelme@hotmail.com
MAIL: priquelmei@gmail.com

Popular Posts