No estoy


posted by Karen

7 comments

Estoy a pocos minutos de comenzar a hacer mi maleta. En un par de horas me voy al sur, a las termas, a no hacer absolutamente nada más que nadar, dormir, comer, leer y pasear. Tengo la parka que me prestó la Cecilia, el transfer pedido que me pasará a buscar a las 6.30 am (horror), y toda la ansiedad que puede provocar un viaje, aunque sea corto.
Pero apenas son cuatro días. Pienso en el hermano de Chris, su señora y sus dos hijas, que en estos momentos deben ir volando rumbo a Alemania. Para siempre. O al menos por unos buenos años. Comenzar una vida nueva desde cero, dejando tantas cosas. Mejor dicho, dejando tanta gente.
Ellos vendieron todas sus cosas. La casa, los muebles, los libros. Y me pregunto si yo sería capaz de desprenderme de todos mis recuerdos, si con el cambio de casa apenas pude regalar un par de peluches que tenía guardados. Se llevan su ropa, algunas fotos, el notebook. Pero están juntos, unidos, caminando hacia el mismo lugar. No hubo dudas en eso. Y eso, en cierto modo, tranquiliza a los que se quedan acá.
En pocas horas yo iré volando hacia el sur. Y para irme sólo por cuatro días, hice una lista de cosas que tenía pendientes antes del viaje. Comprar el remedio para la alergia, dejar pagadas las cuentas, lavar las sábanas, hace el aseo completo de la casa... Muchas veces le he preguntado a Chris si se iría a Alemania a buscar nuevos rumbos. Pero están los papás, la gente que queremos y que no veríamos sino año por medio. No es fácil. Me siento culpable si dejo de llamar a mi mamá un día, no sé si podría dejar de verla por 365 días. Aunque ir a Europa signifique todo un mundo de posibilidades. En algún momento estuve lista para ir a Estados Unidos a estudiar y lo dejé pasar. No pude. Ahí me di cuenta de que había otras cosas que yo quería. La diferencia es que ahora no me iría sola.
El viejo continente nos espera dentro de poco, cuando vayamos a ver a Rolf y su familia. Por ahora, me espera Puyehue. Lejos del computador, de Internet, de los diarios...aunque echaré de menos a mi Chris. No me podré alejar de mi celular.

7 comments