¿Quién dijo espíritu navideño?

Comprar regalos, enfrentar tumultos, 30 grados de calor a la sombra, cerrar el año, preparar el presupuesto para el 2007, armar el arbolito y, más encima, estar de buen ánimo.
A estas alturas, el espíritu navideño no se fue. Simplemente, no ha llegado...el viaje a Buzios? Es como si nunca hubiera ido, ya inmersa en la máquina laboral. Ayer hice galletitas y comencé a sentir algo más cálido. Armé paquetes de regalo, les coloqué las etiquetas.
La familia de Chris vive la navidad intensamente. Para mí, la navidad es armar el árbol, decorar algo la casa, regalar y comer el pollo relleno con puré de manzanas que hace mi mamá. Antes hacíamos juntas las galletas. Ella hacía la masa, yo las pintaba (y me comía la masa cruda, cuando ella no se daba cuenta)...Era también el día en que veía a mi papá, pero él ya no está y con su partida se fueron gran parte de mis ansias navideñas. Espero que en estos pocos días que quedan para Nochebuena, pueda reencontrarme con ese espíritu medio perdido. Que la casa se llene de olor a galletas y pan de pascua y que vuelvan esas cosquillas en la guata, esperando abrir los regalos. Como en los viejos tiempos.

Comments

La verdad es que este año pretendía dejar todo listo a principios de diciembre, pero una serie de proyectos postergó todos mis planes y recién estamos poniendonos al día con todo. Mucho ambiente navideño tampoco siento, pues no hace frío y de nieve ni pensar. Aunque de aquí al viernes seguro que estaré con el mejor de los animos, después de todo acabo de comprar el pino -acá hay docenas de variedades, así es que fue casi una ciencia. Saludos y a relajarse en los próximos días ...
Ceci said…
Por acá tampoco amiga. El espíritu navidenio brilla por su ausencia. Aunque la verdad sé que anda por aquí cerca, rondando y haciendo senias. Pero no tengo ganas de abrirle la puerta. Que se vaya a fregar a otro lado, donde haya gente con más ganas de celebrar que yo. Sólo pido que los días feriados nos permitan descansar, meditar y conectarnos con lo que más anioramos, sea el sabor de la masa cruda de las galletitas o el abrazo de oso de ese papá que ya no está...
Anonymous said…
la verdad no me di cuenta de que llegó la hora de la navidad. plop. pasó todo muy rápido!

Popular Posts