Echando de menos

Ayer me pasó algo extraño, quise que fuera verano. Con un invierno sin lluvia y 26 grados de calor, de frentón prefiero pensar que ya cambiamos de estación. Pero estamos a mitad de año, y aún no es tiempo de sacar del closet el trajebaño y el bronceador.
El otro día pensaba que no queda nada para que llegue septiembre. Y, como dicen por ahí, cuando llega el 18 se va el año...¿Será que a medida que nos ponemos más viejos, los años se hacen más cortos?
No me ha gustado tanto este invierno. No hace frío, no llueve, me resfrié más fuerte que nunca y todavía estoy con tos. Ni siquiera tengo ánimo para cocinar porque, tengo tanta tos, que ando cansada todo el día. No he pensado en el matrimonio ni en la fiesta...ni en el vestido! Así que tengo ganas de que llegue el verano. Quiero helados, ponerme hawaianas y pensar en las vacaciones...necesito aire puro. Ya ni imaginación me queda.

Comments

Pascual said…
Que suerte! al menos tú puedes usar falda y vestidos.... Yo, en cambio, estoy condenado al traje, camisa y corbata, mientras trabajo.

Yo también quiero verano. Este invierno me desilusionó. El invierno es mi estación favorita del año. Y este año, nada.

Congratulations on your engagement...
Ceci said…
Toda la razón, Karenciña. Cuando era niña parecía pasar una eternidad entre un cumpleaños y otro. Ahora, no alcanzo a desarmar el Arbol de Pascua, cuando ya hay que armarlo de nuevo. No creo que sea sólo la edad, es el nuevo ritmo de esta vida donde todo parece ser instantáneo y en la cual si te distraes más de cinco minutos y ate quedas fuera de la conversación.

Te deseo una cura instantánea y que la celebres con una cena muy rica cocinada por el enfermero Chris.
Efectivamente cada año que pasa es peor y se va como arena entre las manos. Aunque a veces hace bien desconectarse y bajarse del tren. Al menos los 17 días que estuve de vacaciones los sentí casi como un mes. Lastima que volví y ya veo como las fechas se aproximan y siento que el tiempo se va raudo e inexorable .... Saludos y cuidate
es verdad, cuando era pequeña parecía que no pasaba nunca el tiempo, y que faltaban años para que llegara navidad---- y ahora, de repente, ya es verano!
un beso
Paz said…
Nunca habra veranos como los de nuestra infancia, donde el tiempo -estoy segura- corria mas lento y las horas no eran el vandaval de ahora. Espero que a pesar de que sea invierno te vengan dias lindos que anticipen ese dia feliz de tu union... Un abrazo.

Popular Posts