Desesperado descanso


posted by Karen

8 comments

No podría decir que es un propósito de año nuevo, pero esta semana tomé una decisión que ya me está facilitando la vida. Contraté a una señora para que hiciera el aseo del departamento. Y el hecho de llegar a la casa, y ver cómo brilla el piso, es una alegría que no puedo describir.
La ropa estaba planchada, las alfombras aspiradas y el piso de la terraza trapeado. Se sentía el orden.
Por más de un año me resistí a pedir ayuda, pensando que “tenía que podérmela”. Que no podía ser tan mala dueña de casa. Pensando que Bree de Desperate Housewives y mi role model no tiene ayuda y mantiene su casa resplandeciente. Pero pasar sábado y domingo limpiando baños, pasando la aspiradora y trapeando la cocina, no era ningún panorama.
Este fin de semana me voy a la playa y de lo único que tengo que preocuparme es de hacer el bolso, cargar canciones en el iPod y no olvidarme de llevar un buen libro. Y Tapsin, porque estoy a punto de resfriarme. Ojalá haga frio...necesito ponerme un sweater, calcetines y leer abrigada. Tomar una buena taza de café. Respirar aire puro, caminar por la arena, ir a la feria artesanal a comprar un par de aros que nunca más volveré a usar y comer churros con manjar. Ese es mi panorama. Sin escobas ni plumeros. Sólo la playa.

8 comments